Rinconcito en el que encontrarás recetas fáciles y riquísimas para sacar tu destreza entre los fogones

Rinconcito en el que encontrarás recetas fáciles y riquísimas para sacar tu destreza entre los fogones

La Cocinera Lunera

Más reciente

Zumo de naranja y sandía

Otra buenísima sugerencia para las calurosas tardes de verano y para que nuestros peques tomen la fruta que necesitan es un delicioso y rápido zumo de narajan y sandía. Es muy muy sencillo. Tan sólo hay que exprimir un par de naranjas y añadirle unos 300 gramos de sandía licuada. Lo juntamos todo en una jarrita y le echamos dos o tres cubitos de hielo. A mí personalmente me gusta más si en lugar de los cubitos de hielo, le echamos lágrimas o los cubitos partidos en trocitos. Fresquito, verdad?

Anuncios

Zumo de sandía y fresa

Ya estamos en pleno verano y con mucha calor. Necesitamos refrescarnos y para ello aquí va una excelente, sana y fresquita sugerencia: un zumo de sandía y fresa. Cogemos aproximadamente un cuarto de fresas, le quitamos el rabo y las hojas a las fresas. A la sandía le quitamos la corteza y las ‘pepitas’ y la cortamos en trocitos, tipo dados. A continuación hacemos el zumo pasando la fruta por una licuadora o batidora. Ahoras nos toca poner el zumo en la jarra, añadirle unas hojitas de menta bien picaditas e incluso si queremos alguna fresa troceada. Lo removemos bien, le añadimos unos cubitos de hielo y listo para refrescarnos. 

Tarta de Queso

Son muchas las recetas que existen y circulan para hacer la tarta de queso, uno de los postres más demandados. La receta que comparto con vosotros es fácil y rápida. Todo el mundo que la ha probado ha quedado encantado y me ha pedido la receita, así que aquí os la dejo para que la hagáis y ya me contáis.

Lo primero que debemos hacer es coger un paquete de galletas tipo ‘María’ y picarlas bien picaditas, tras lo que lo pondremos en el recipiente donde vayamos a hacer la tarta. A continuación, derritimos mantequilla o margarina (al gusto de cada uno) y la echamos sobre la galleta. En esto momento puedes optar por dos cosas. La primera meter el recipiente en el congelador o no hacerlo. 

Batidora en mano nos disponemos a preparar el resto. En la batidora de vaso o en un recipiente ponemos un vaso de agua hirviendo y el sobre de gelatina sabor limón y lo batimos. A continuación le añadimos una tarrina de queso Philadelphia y lo volvemos a batir, tras lo que incorporamos un bote de leche evaporada, lo batimos, y un vaso de azúcar, y a seguir batiendo. Ahora que ya está todo bien batido volcamos la masa en el recipiente sobre la galleta y lo metemos en el frigorífico. En unas horas, dependiendo de la potencia, pero mínimo entre dos y tres, estará lista para comer. A diferencia de las tradiciones tartas, no lleva encima mermelada ni confitura de ningún tipo, pero siempre es posible añadirla, aunque mi consejo es que por lo menos, una vez, la probéis al estilo original. Ya me contáis

La importancia de la alimentación

El ritmo de vida que llevamos es frenético. Prisas, prisas y más prisas. Cada vez es menor el tiempo que dedicamos a la alimentación y por extensión a cuidar nuestra salud. Comemos cualquier cosa rápida porque no llegamos a tiempo a ningún sitio. No nos damos cuenta o nos detenemos en la importancia que tiene nuestra alimentación hasta que de pronto nos llevamos algún susto.

Nos levantamos corriendo, una ducha rápida, un café aún más rápido y corriendo para  el trabajo. Todo muy deprisa. A mediodía comemos cualquier cosa rápida porque no tenemos tiempo. Vamos de un lado a otro, haciendo cosas y viviendo la vida muy deprisa, sin detenernos en la importancia de nuestra alimentación. Otro factor muy importante son los canones de belleza que nuestra sociedad dicta o impone. Hay temporadas en las que nos dejamos llevar porque es lo que toca, como por ejemplo en Navidades, cuando vamos de comidas y cenas en comidas y cenas con compañeros de trabajo, amigos, familiares… Toca comer, beber y pasarlo bien, sin detenernos en qué y cómo estamos comiendo. pero de pronto nos viene lo que ya todos conocemos como ‘operación bikini’. Entonces, es hora de echarnos las manos a la cabeza porque resulta que hemos engordado algún kilo que otro y hay que perderlos y rápido, aunque no sea sano.

Ahora toca comer menos, cosas lights o hincharnos a ensaladas para entrar en los pantalones del año pasado. Pero son muy pocos los que deciden hacerlo bien, es decir poniéndose en manos de profesionales que les ayuden a conseguir su objetivo de una manera sana y sobre todo enseñándoles a comer para no volver a caer en el mismo error. No somos conscientes de lo importante que es seguir una alimentación equilibrada, que aporte a nuestro organismo todas las grases, proteínas, vitaminas e hidratos de carbono que necesitamos para estar sanos y seguir el vertiginoso ritmo de vida que llevamos.

Comer sano no implica necesariamente comer en verde y tener que dejar de lado otros alimentos que tanto nos gustan y con los que disfrutamos ampliamente de la gastronomía. En España nos hemos dejado invadir por costumbres venidas de otras latitudes, dejando de lado  nuestra dieta mediterránea, la cual es considerada como una de las más sanas y seguida por un mayor número de personas.

Desde aquí me gustaría hacer una llamada de atención sobre la alimentación que hemos seguido en líneas generales en las últimas décadas, en la que hemos incorporado la comida rápida o ‘fast food’, alimentos más ricos en grasas y hemos dejado recetas más sanas y saludables sanos para colectivos como pueden ser vegetarianos o personas que siguen dieta por motivos de salud, por ejemplo.

Todos y cada uno de nosotros deberíamos reflexionar sobre la alimentación que seguimos, los beneficios que nos aporta y las consecuencias que nos puede deparar en unos años. Porque la vida pasan, los años pasan y todo, todo lo que hacemos y por supuesto comemos nos reportará una consecuencia: buena o mala, pero consecuencia en definitiva. Buscamos que en el  colegio de nuestros hijos o en la cafetería del trabajo nos ofrezcan menús sanos y equilibrados, pero cuando nosotros somos los que tenemos que elaborar esos platos ¿nos fijamos en lo que preparamos y buscamos que sea tan sana y equilibrada como pedimos fuera de casa? Personalmente, creo que no y que deberíamos hacer un alto y reflexionar sobre la alimentación que seguimos, pues más tarde o más temprano alguien o algo nos hará detenernos en ella y sacar conclusiones. Las mías aquí las tenéis, ahora espero las vuestras, para que entre todos podamos mejorar con nuestras opiniones, experiencias, comentarios y sugerencias.      

Palmeritas totalmente caseras

¿Te imaginas poder hacer con tus propias manos esas palmeritas caseras que tanto gustan a tus hijos? No es complicado y si las haces con los más pequeños de la casa será una experiencia super divertida. Será otra manera de jugar con ellos, divertiros, pero a la vez poderles enseñar las propiedades y características de lo que comemos.

¿No me crees? . Te lo enseño



 

 

Si queréis probar vuestra destreza y sorprender a vuestros hijos cualquier tarde o incluso en su fiesta de cumpleaños, es muy sencillo. Para poder prepararos y saber muy bien cómo hacerlo y qué necesitáis, os invito a entrar a la web de Pequerecetas y consultar el artículo publicado sobre cómo hacer unas ricas palmeritas de hojaldre y chocolate.

“Seguro que os gustan las palmeritas de hojaldre. Esos deliciosos bocaditos dulces que siempre te enganchan cuando los pruebas, son una perfecto desayuno o merienda infantil y una receta ideal para una fiesta de niños.

Agradecemos a Isabel que nos haya enviado este vídeo en el que nos cuenta cómo hacer palmeritas de hojaldre. Y lo explica de una forma tan fácil que te deja con la boca abierta. Seguro que cuando lo veáis corréis a comprar hojaldre para prepararlos…Isabel, más conocida por Isasaweis tiene un canal de vídeos que os recomiendo, porque aparte de ser una magnífica cocinera, nos da trucos de belleza en primera persona que os van a encantar…”

Como habréis comprado es una sugerencia y propuesta excelente para hacer con los más pequeños de la casa o a solas para sorprender a familiares y amigos. No tenéis más vueltas que darle. Es muy sencillo. Hacer una pequeña lista con los ingredientes que necesitáis, encontrar el rato y manos a la obra. Lo pasaréis estupendamente e incluso para algunos os servirá de relajación tras un intenso día de trabajo y carreras. Nada mejor que compartir el trabajo con los pekes para luego dar todos juntos buena cuenta de nuestra ‘obra’ o sorprender a los tuyos con una dulce sorpresa a la que nadie se podrá resistir ¿Te animas?

Tarta de manzana

Ingredientes:

– Un vaso de harina

– Un vaso y medio de azúcar

– Dos huevos

– Un vaso de leche

– Medio sobre de levadura Royal

– Dos o tres manzanas peladas y cortadas en medias lunas

-Mantequilla

– Dos cucharaditas de azúcar

– Dos cucharaditas de mermelada de albaricoque

– Zumo de medio limón

Elaboración:

En esta ocasión vamos a preparar una rica y sencillísima tarta de manzana que os hará quedar estupendamente ante cualquier visita, que os acabará pidiendo la receta. Vamos allá. En una batidora o robot de cocina debéis batir muy bien todos los ingredientes (la hraina, el azúcar, los huevos, la leche y la levadura).  Por otro lado, cogemos el molde de la tarta y lo untamos con mantequilla, mientras que ya hemos encendido el horno y lo precalentamos a unos 200 grados. Volcamos en el moldelos ingredientes que hemos batido y colcamos encima, cubriendo toda la superficie, las manzanas que hemos pelado y cortado en forma de medias lunas y lo metemos en el horno una media hora aproximadamente. No obstante, como cada horno es de una manera, lo mejor es que cuando hayan pasado unos 20 minutos pinchemos la tarta con algo metálico para saber si está hecha o le falta tiempo. Ya sabéis. Si el objeto metálico con el que pinchamos sale limpio es que ya está hecha, si sale sucio tendremos que esperar un poquito más.

Mientras esperamos que se acabe de hacer la tarta, vamos a preparar un almíbar para darle el toque final a la tarta. Debemos poner en un bol pequeño dos cucharaditas de azúcar, otras dos de mermelada de albaricoque y el zumo de medio limón. Lo mezclamos todo muy bien y cuando hayamos sacado del horno nuestra tarta, pintamos con un pincel toda la superficie de las medias lunas. Ahora tan sólo nos queda esperar a que se enfríe y lista para endulzarnos una comida, la tarde o lo que se precie.

Albóndigas

La receta es totalmente casera y heredada de mi madre. A todo el mundo que las ha probado, les han encantado. Las cantidades dependen de lo comilones que seáis o de la gente que se vaya a sentar en la mesa.

La carne picada debe ser mitad de ternera, mitad magra de cerdo y cuanto más picada, mucho mejor. Una vez hayamos puesto la carne en un bol le añadimossal de ajo y de cebolla, pan rallado (puede ser con sabor de aho y perejil (que le da un saborcito riquísimo),  un huevo entero y la yema de otro, pues la clara la reservamos en un plato. Ahora toca pringarse las manos y remover todo muy bien hasta amasarlo y que todos los ingredientes queden bien mezclados. Una vez conseguido, cogemos pequeñas cantidades y hacemos las albóndigas con nuestras manos. Qzuiás los peques de la casa os puedan ayudar en esta tarea, y una vez hechas, las vamos pasando por la clara que antes reservamos y que previamente hemos batido.

Ahora toca freirlas. Ponemos aceite de oliva en una sartén y vamos friendo las albóndigas. Conforme vayan estando, las pondremos en una olla o cazuela. Cuando es`tén fritas, en el mismo aceite sofreímos unos taquitos de jamón serrano o bacon (a gusto del consumidor) y le añadimos una cucharada de tomate frito, lo removemos y volcamos todo sobre las albóndigas. Ahora le añadimos agua hasta cubrirlas, un poquito de vino y un par de hojas de laurel y lo dejamos cocer para que queden más tiernas. Al día siguiente de hacerlas, están mejor que el mismo día. Una receta rápida y riquísima.                                

                                                                                                                                                                              

Lomo a la zaragozana

Para esta rica y fácil receta necesita lomo de cerdo, sal, taquitos de jamón serrano, harina dos hojitas de laurel, un vasito de vino y aceite de oliva. Allá vamos. Veréis que sencilla y qué buena está.

Después de echar un poquito de sal a los filetes de lomo de cerdo, los pasamos por harina y a continuación los freímos en una sartén con aceite. Conforme vayan estando, los pondremos en una cazuela. Una vez fritos, en el mismo aceite sofreímos unos taquitos de jamón serrano y volcamos todo en la cazuela donde tenemos los filetes de lomo. Ahora le añadimos un vasito de vino, 2 hojas de laurel, lo cubrimos de agua y lo dejamos cocer. Veréis que ricos os quedan y sobre todo tierno. Los pekes de la casa se los comerán estupendamente y pedirán repetir. Si lo coméis al día siguiente, mejor.

Ya me contáis cómo ha ido la cosa.

Paella valenciana

Como buena valenciana, no podía faltar en mi blog una buena y auténtica paella valenciana. Para empezar necesitamos una paellera,en la que ponemos un poquito de aceite y empezamos a sofreír el pollo y conejo cortado en trocitos. Una vez sofrito, le añadimos la verdura típica de la paella valenciana (garrofó, bachoqueta y ferraura). Lo sofreímos otro poquito y le añadimos a continuación un tomate rallado y lo sofreímos todo junto. Ahora llega el turno del pimentón, lo removemos un instante y seguidamente le añadimos agua hasta los remaches de la paellera para evitar que se nos queme.

A continuación le echamos un poquito de azafrán, el romero y la sal. Cuando el agua hierva, lo dejamos 5 minutos en ebullición con fuego vivo y luego ponemos fuego medio y lo dejamos cocer entre 20 y 30 minutos. Luego avivámos el fuego y añadimos el arroz. Unos 400 gramos para 4 personas. La forma valenciana de echarlo es haciendo una cruz en el agua que hierve y a continuación lo repartimos de forma uniforme por toda la paellera. Éste es el momento de probarlo por si estuviera soso y tuviéramos que añadirle sal. Hay que mantener el fuego fuerte durante aproximadamente 10 minutos para luego bajarlo a la mitad hasta que el arroz esté en su punto de cocción.

Buen provecho!!!!!

Minientrada

Ensalada Cesar

Cuando el calor empieza a apretar, nos apetece comer cosas fresquitas, ligeras y sobre todo rápidas de preparar. Pues bien, aquí una rica y sencilla Ensalada César, totalmente casera.

Mientras ponemos a calentar agua en una cacerola pequeña  para cocer un huevo, por otro lado cogemos varias rebanadas de pan bimbo, le quitamos la corteza y las cortamos en daditos pequeños (de un centímetro aproximadamente) para luego freir los picatostes de la ensalada en una sartén con aceite (siempre de oliva eh???). Una vez hemos frito los picatostes y los hemos dejado sobre papel de cocina para que escurra el aceite, el huevo ya lo tenemos cocido y lo dejamos enfriar.

Lavamos la lechuga, la secamos, la cortamos a gusto del consumidor (trocitos más grandes o más pequeños) y la ponemos en una ensaladera o bol. Por otro lado, mezclamos 6 cucharadas de aceite de oliva, dos cucharadas de limón, sal y pimienta al gusto y el huevo que teníamos reservado y lo batimos con la batidora todo junto. Ya tenemos la salsa para nuestra ensalada. Ahora tan sólo tenemos que verter la salsa sobre la ensalada y mezclarlo todo bien. Para darle el toque final le ponemos los picatostes y unas anchoas que hemos escurrido y partido en trocitos grandes. Volvemos a mezclarlo todo bien mezcladito y nuestra guinda serán unas riquísimas virutas de queso parmesano que nos darán un toque sabrosísimo. Buen provecho!!!!